Museos y exposiciones

Lo que le pidieron los museos a la lámpara mágica

Con un poquito de retraso (o un muchito, según se mire), aquí os traigo las respuestas que me dieron los museos en el #AskACurator Day de Twitter. Antes de continuar, os dejo el enlace a una antigua entrada donde explico de qué va todo esto (si ya lo sabéis, podéis obviar este paso).

Pues bien, este año quise que los museos imaginaran que se encontraban una lámpara mágica en las reservas… y que le pidieran un deseo. ¡Algunas respuestas son realmente sorprendentes! 

A algunos museos les gustaría utilizar el deseo para pedir más personal y ampliar plantilla (¡ojalá!), como al Museo del Romanticismo (Madrid) o el London Transport Museum. El Ägyptisches Museum de Múnich pidió lo mismo, solo que en su caso, ilimitado. A otros, como a Casa Lis (Salamanca) o al Museo de la Almudena (Madrid), les gustaría poder acercarse más al público y que la gente disfrute con ellos. El Museu Marítim de Barcelona se atrevió a ir más allá, y pediría que no hubiera nadie en el mundo que no les conociera (con lámparas mágicas no nos hacen falta abuelas, ¿eh?). Algunos museos hicieron suyo aquello del “por pedir, que no quede” y se lanzaron a pedir obras para sus colecciones, como un Vermeer en el caso del Prado, o las Demoiselles de Avignon por parte del Museu Picasso de Barcelona (y, ni cortos ni perezosos, ¡citando al MoMa!).

La mejora del equipamiento y la ampliación de espacio también formaron parte de los deseos de los museos; así, al Brooklands Museum le gustaría poder cubrir el avión que tienen en el exterior, al Museu Morera de Lleida contar con una nueva sede, al Museo del Traje de Madrid acabar con las obras de la nueva exposición permanente, al Museo de Zaragoza poder hacer obras sin tener que cerrar, y al Petrie Museum, un museo más grande y mejor equipado. En cuanto a las reservas, al Ashmolean le gustaría tener más luz en los almacenes, y a Jonathan Wallis, director de los museos de Derby (Reino Unido), más tiempo para examinar lo que tienen en ellos.

Otros museos optaron por deseos menos “materiales”. Al Louvre le gustaría reconstruir Palmira. Y por qué no, viajar al pasado. Esto es justo lo que pidió el Senckenberg Museum. El J. Paul Getty Museum concretó ese viaje, y dijo que le gustaría visitar la colección de Jean duc de Berry, el coleccionista francés más famoso de la época medieval.

Mi favorita fue, sin duda, la respuesta del Museum of Inuit Art:

02

¡Buena pregunta! Hasta la siguiente edición 🙂

 

 

PD: aquí tenéis un storify con todos los tweets, ¡que lo disfrutéis!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s