Historia·Museos y exposiciones

Una Lleida turística… pero irreal (¡en los años 30!)

A veces nos topamos con cosas que llaman nuestra atención, bien porque nos gusten o nos emocionen, bien porque nos impacten o nos descoloquen. Esto último es lo que me pasó a mí en la exposición Visite España. La memoria rescatada que pudo verse en la Biblioteca Nacional hasta el 18 de mayo. Dentro del amplio recorrido que hacía la exposición sobre los orígenes del turismo en nuestro país, estaba este plano-guía de Lleida de 1930-1936 (cojo prestada una imagen del blog del Grup d’Arxivers de Lleida):

 

 

Este plano recoge todo lo necesario para poder visitar la ciudad: datos básicos, lugares de interés, dónde comer, dónde dormir… Podemos encontrar muchas curiosidades entre todos esos datos, pero lo que a mí me interesa es el plano en sí. Alguien que conozca un poquito la historia de Lleida encontrará alguna cosa extraña: la urbanización de la zona de Cappont, lo que en el plano sale denominado como “ensanche” (en la parte inferior), y los puentes (¡cuatro nada menos!). Para los que no veáis nada extraño, ahí van algunos datos.

Los puentes de Lleida

Actualmente Lleida es una ciudad con sus dos márgenes bien comunicados, que permite atravesar el río por nueve puntos diferentes entre puentes y pasarelas peatonales. Los tenemos para todos los gustos: fucionales, simples, de vanguardia, de diseño… Pero esta situación es relativamente nueva. Prácticamente hasta hace medio siglo, Lleida sólo ha conocido un puente para el paso peatonal y de vehículos, el viejo, al que se le sumó el del ferrocarril en la segunda mitad del siglo XIX. Con la popularización del automóvil en los años 60 se vió la necesidad de construir otro puente que descongestionara el viejo, por donde pasaba la antigua carretera Nacional II. Así se construyó el puente nuevo, concebido como una variante para que los vehículos que sólo estaban de paso no tuvieran que atravesar la ciudad. A principios de 1993 se inauguraría un nuevo puente, el de la Universidad, que por situación se correspondería con el primero por la izquierda. Y a partir de ese momento llegarían el resto de puentes. Así pues, ¿de dónde sale tanto puente? ¿Por qué aparecen puentes que en la década de 1930 no existían?

Calles que no existen

Lleida se ha desarrollado principalmente en el margen derecho del río Segre, reunida en torno al turó de la Seu Vella. No ha sido hasta hace relativamente poco que la ciudad ha dado definitivamente el salto al otro lado del río.  A lo largo de los siglos ha habido cierta urbanización en el margen izquierdo, pero nunca estable y siempre condicionada por las necesidades de la ciudad. La verdadera “colonización” no empezó hasta la década de 1990. Aparte de los Campos Elíseos (construidos en el siglo XIX) y algunos barrios/construcciones diseminadas, no había nada más. Pero por supuesto, en la década de 1930 no había la cantidad de calles que aparecen en el plano.

Por la parte norte de la ciudad también encontramos alguna calle despistada. La que rodea a la ciudad por el exterior, que parece un cinturón, se corresponde más o menos con el actual Gran Passeig de Ronda. Sin embargo, esta zona de expansión no se articula hasta la segunda mitad de siglo.

¿De dónde salen, pues, todas esas calles?

Intentando resolver el rompecabezas

Para poner luz en este asunto he consultado un atlas urbanístico de Lleida*. En el año 1921 se convocó un concurso de urbanismo al cual se presentaron dos proyectos, uno del arquitecto Juan Bergós i Massó y varios colaboradores, y otro de los arquitectos Adolf Florensa i Ferrer y Ricard Giralt i Casadeus, resultando ganador el segundo. Resulta curioso, ya que fue la primera vez en el urbanismo moderno de la ciudad que se propuso de forma seria saltar al otro lado del río. Sin embargo, el plan aprobado en 1925 fue bastante diferente al ganador y al margen izquierdo del Segre no le quedó más remedio que esperar otra ocasión mejor. En 1952 nació un nuevo plan urbanístico, también con mas puentes, pero lo cierto es que el primero no llegaría hasta la década de 1960.

DSC_0140
Proyecto de Joan Bergós i Massó y colaboradores. Fuente: Atlas urbanístio de Lleida 1707-1995
DSC_0141
Plano de Adolf Florensa y Ricard Giralt. Fuente: Atlas Urbanístic de Lleida 1707-1995.

 

Como bien dice el dicho, una imagen vale más que mil palabras. Así que os dejo tres imágenes aéreas, una de 1956, otra de 1989 y otra acutal, para que vosotros mismos podáis comparar la Lleida real con la Lleida del plano-guía.

Lleida 1956
Imagen aérea de Lleida en 1956. Sólo existen dos puentes, el de tráfico rodado y el del ferrocarril. Apenas hay ciudad más allá del río, y tampoco aparece la circunvalación del Passeig de Ronda. Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya.
Lleida 1989
Imagen área de Lleida de 1989. Abajo a la derecha podemos ver el puente nuevo, y también el Passeig de Ronda. Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya.
IXFGATJJ
Lleida en la actualidad, con sus nueve puentes y pasarelas y un Cappont completamente urbanizado. Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya.

 

Curioso que para un plano-guía turístico emplearan un plano urbanístico y no uno de la ciudad real… ¿no?

 

 

*LLOP, C. [coord.]: Atlas Urbanístic de Lleida 1707-1995. Lleida: Ajuntament de Lleida, Demarcació de Lleida del Col·legi d’Arquitectes de Catalunya, Diputació de Lleida, 1995.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s